Campaigns and Elections México

Campaigns and Elections México

Carlos Eduardo Molina López

Edad: 28 años Lugar de nacimiento: Oaxaca de Juárez Cargo e institución actuales: Secretario Técnico de la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión Profesión: Abogado Último grado académico: Licenciatura Tres últimos cargos: Secretario Técnico de la Subcomisión de Examen Previo de Juicios Políticos de la Cámara de Diputados (LXIV y LXV Legislaturas) Coordinador de Relaciones Internacionales de la Secretaría Nacional de Acción Juvenil del PAN Presidente Nacional

Edad: 28 añosLugar de nacimiento: Oaxaca de JuárezCargo e institución actuales: Secretario Técnico de la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados del H. Congreso de la UniónProfesión: AbogadoÚltimo grado académico: LicenciaturaTres últimos cargos: Secretario Técnico de la Subcomisión de Examen Previo de Juicios Políticos de la Cámara de Diputados (LXIV y LXV Legislaturas)Coordinador de Relaciones Internacionales de la Secretaría Nacional de Acción Juvenil del PANPresidente Nacional de Diálogos de las Juventudes por un México Mejor, A.C.Partido político: Partido Acción NacionalLema: Luchar es vivir¿Por qué decidiste ingresar a la política?La política me ha gustado desde muy pequeño. Soy parte de una generación que creció con la esperanza de la alternancia democrática y recuerdo que en preescolar incluso jugábamos al debate presidencial. Cuando crecí me di cuenta del enorme valor que tiene la política para transformar la realidad y mejorar la vida de las personas; aún más por las carencias de la comunidad de la que provengo. Por ello decidí comenzar a participar en política.¿Qué es lo que más te agrada y lo que más te disgusta de la acción política?Lo que más me agrada es la oportunidad de trabajar por el bien común y hacerlo desinteresadamente; hay acciones muy sencillas que pueden cambiar la vida de las personas. Lo que más me disgusta es que frecuentemente se observan traiciones e hipocresías, y que en política hay personas que no actúan con franqueza ni honestidad y sólo buscan el poder por el poder mismo.¿Cuáles consideras serán los principales desafíos que las generaciones más jóvenes tendrán que enfrentar en México, en el mediano plazo?El primer desafío será reconstruir la unidad nacional y revertir la polarización social. Sólo unidos podremos enfrentar el resto de los problemas: la recuperación económica, combatir la inseguridad, reconstruir el sistema educativo y preservar el medio ambiente.¿Cómo deben ser la política y el quehacer gubernamental para atender estos retos?La política de los próximos años debe ser de diálogo franco, de construcción de acuerdos y de involucramiento de la sociedad civil organizada como eje fundamental. El quehacer gubernamental debe ser apegado al rigor técnico, a la evidencia empírica y a la medición de resultados. Para salir adelante México necesita gobiernos eficientes y políticos capaces de conciliar y generar consensos.¿Cuál es tu principal reclamo a las generaciones que te precedieron?Haber renunciado a dar la batalla cultural y no haberle dado sentido social a la política: cambió el partido gobernante, pero no han cambiado muchas de las malas prácticas en la política. Creo que las generaciones anteriores no dieron importancia a las señales de que el medio ambiente estaba en riesgo y minimizaron la importancia de asuntos vitales como la salud mental.¿Cuál consideras es la mejor herencia que las generaciones pasadas heredaron a la tuya?Lo mejor que me dieron mis padres y mis abuelos fue la herencia de una cultura de esfuerzo, el orgullo por mis raíces indígenas y el ejemplo del trabajo para lograr todo en la vida. En mi familia me inculcaron valores y desarrollé buenos hábitos que me han ayudado a tener éxito.¿Cuáles son las principales fortalezas y debilidades de tu generación?Somos una generación fuerte porque reconocemos los problemas de nuestro entorno y de nuestra sociedad, y estamos dispuestos a romper con muchos tabúes y paradigmas para mejorarla. Sin embargo, a veces nos falta enfocarnos: he visto personas talentosas y proyectos prometedores que dejan de serlo porque extravían el sentido de lo que es verdaderamente importante.¿Cuál es la causa social o política que más te motiva?Durante los 4 años que he sido secretario técnico he abrazado con pasión la causa de la justicia y el mejoramiento de la seguridad pública. Estoy convencido que la protección de la integridad de las personas y garantizar que todas las personas tengan acceso a la justicia es el fin primordial del Estado y, si falla en esa tarea fundamental, su viabilidad carece de sentido.¿Quién es el personaje (real o ficticio) que más te inspira?Tengo dos: el real Winston Churchill, y el ficticio, Ulises de Ítaca.¿Cómo te ves en cinco años?Feliz, con la oportunidad de ser legislador federal y de seguir sirviendo a México con integridad, con mucha cercanía con la gente. A esa edad espero haber conocido ya a la mujer con la que me gustaría compartir mi vida.¿Te gusta el rumbo que lleva México? ¿Por qué?No me gusta en absoluto. Ha permeado una visión equivocada de que el gobierno sólo debe dedicarse a repartir dinero y que así se resuelven los problemas. Se han debilitado las instituciones, se ha demeritado la función pública y quien debería hacer cumplir la ley, incita a desobedecerla. Si seguimos por ese rumbo, sólo nos esperan crisis e inestabilidad.¿Cómo debe ser el ciudadano o ciudadana de esta década?Sumamente activos y comprometidos. Deben ser vigilantes de todo el quehacer gubernamental, exigir que se les rindan cuentas e involucrarse en la toma de decisiones. No es casualidad que la reforma eléctrica y la electoral hayan sido un fracaso: fueron resultado de la participación activa de toda la ciudadanía.¿Cómo es el México con el que sueñas?Sueño que México sea un país donde la igualdad de oportunidades sea la regla, y donde sólo se necesite honestidad, trabajo y talento para salir adelante.¿Qué te espera en este 2023?Muchos retos y logros, pero primordialmente finalizaremos el proceso legislativo para expedir el Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares, que he tenido la oportunidad de coordinar, y con ello crearemos un nuevo paradigma para el acceso a la justicia cotidiana de todas las personas.