Campaigns and Elections México

Campaigns and Elections México

Lía Limón. Alcaldesa de Álvaro Obregón, Ciudad de México

Redacción C&E.- Con una amplia trayectoria en el sector público, Lía Limón ha articulado esfuerzos importantes para allanar el terreno a las mujeres, históricamente relegadas por la cultura machista. Como servidora pública y legisladora local y federal, ha implementado programas y ha impulsado leyes que las ayudan en su empoderamiento. Con el programa de Estancias Infantiles que promovió, primero a nivel nacional, más tarde en Álvaro Obregón, la alcaldía que actualmente gobierna, contribuye a la

¿Para qué ingresaste a la política? ¿Cómo tomaste la decisión de iniciar tu carrera en este ámbito?Formalmente, mi primer trabajo en la administración pública fue como analista en la Secretaría de Gobernación, pero empecé a participar en política propiamente en la campaña del 2006 y lo hice porque en ese momento el país enfrentaba el riesgo de vivir una regresión y había que apoyar la democracia.¿La razón por la que entraste en la política hoy sigue siendo la misma?Sí, definitivamente. Creo que frente a la amenaza del autoritarismo que quiere debilitar a nuestras instituciones y desaparecer programas sin construir nada. Estamos obligados a defender nuestros derechos y libertades.¿Qué tanto has hecho eso que pensaste y que te falta aún por hacer?Aprendí de mi padre que la política debe servir para cambiar vidas. Y en mis casi 25 años de experiencia, he tenido la fortuna de crear programas sociales exitosos, como las Estancias Infantiles, primero en el gobierno federal y ahora en la Alcaldía Álvaro Obregón. Esta es una ruta donde aún queda mucho por hacer para lograr que las mujeres se empoderen, se desarrollen y vivan sin violencia.¿Cuáles son los momentos clave en tu trayectoria política?Sin duda, el momento que cambió mi vida fue cuando se hizo realidad el programa de Estancias Infantiles, porque con él encontré mi causa de vida y me di cuenta que podía contribuir al cambio en la vida de miles de mujeres. La gran virtud de este programa es que les permite a las mujeres conciliar familia y trabajo y con ello tener independencia económica, que es uno de los factores fundamentales para su empoderamiento. El programa también permite el desarrollo de los niñosen su primera infancia, que es cuando se desarrollan sus redes neuronales, dándoles herramientas para enfrentar un futuro donde sean más felices, mejores personas y más competitivos.¿Quién es tu inspiración para hacer política?Mis padres. Mi madre siempre fue un ejemplo de resiliencia, solidaridad, generosidad y entrega; pero también de tenacidad, muy trabajadora, a quien nunca vi rendirse. De mi padre aprendí, con su ejemplo, la importancia de la disciplina, la perseverancia, la rectitud, la honradez, la entrega y la dedicación por el servicio público con la convicción de mejorar la vida de los demás y de contribuir a construir un mejor país. Su voluntad y fortaleza de espíritu son ejemplares. Ambos me inspiran todos los días al acompañarme en mi camino de vida.¿A qué mujer admiras?Admiro a las mujeres que me antecedieron, porque sin el trabajo que ellas realizaron, yo no podría ocupar los espacios que he ocupado y que me han permitido aportar para que haya mejores condiciones de equidad en todos los ámbitos.¿Cuáles han sido los avances en materia de equidad de género ocurridos en el país durante el último año que consideras más importantes? ¿En el mundo?Sin duda, el regreso de las estancias infantiles en varias alcaldías de esta ciudad y también en gobiernos estatales de oposición es un gran avance. A nivel mundial, hay grandes ejemplos, mayor escolarización, mayores oportunidades en cargos importantes y posiciones de liderazgo, así como modificaciones a la legislación, pero hay que seguir trabajando hasta lograr la equidad y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas.¿Cuáles son los principales retos para las mujeres para acceder a espacios de toma de decisiones?Hay muchos espacios donde las mujeres aún enfrentan desigualdades: el deporte, el mundo empresarial, la ciencia y la tecnología; y no es por falta de mujeres talentosas, sino porque siguen siendo espacios controlados por hombres y con una cultura machista. Desde cada una de nuestras trincheras, hay que seguir impulsando la participación de las mujeres y su desarrollo en todos los ámbitos, y seguir construyendo sociedades más justas.¿Qué les aconsejarías a otras mujeres que están entrando o por entrar a la política?Que luchen por lo que quieren. Que no se rindan, que caminen con causas claras y propósitos de vida. Que cuando ocupen cargos públicos establezcan políticas con perspectiva de género reales, justas y equitativas, tanto en el ámbito económico como social, porque no tiene ningún sentido que ocupemos espacios y gobernemos como hombres.¿Te ha dejado satisfecha el papel de las mujeres gobernadoras en el país?El buen o mal gobierno no es exclusivo de un género, hemos tenido buenas y malas gobernadoras, como buenos y malos gobernadores. Tenemos muy buenas gobernadoras de oposición en el país, como Maru Campos de Chihuahua y Tere Jiménez de Aguascalientes, que han impulsado políticas de género reales y que están transformando sus estados. Ellas además están demostrando que se puede construir un gobierno que trabaje para igualar oportunidades, que implemente medidas de apoyo a las mujeres y combata formas de violencia al interior de la administración pública.¿Has sufrido discriminación en tu profesión por ser mujer?Sí, por supuesto. Particularmente porque en más de un cargo público me ha tocado lidiar con entornos de puros hombres, donde el simple hecho de ser mujer ya implicaba una limitación y era un reto que te tomaran en serio. Fui Subsecretaria de Gobernación, de Derechos Humanos, y ahí trataba constantemente con personal de la Defensa, Marina, Fiscalía, Policía Federal, fiscalías estatales, incluso, hasta Consejería Jurídica y Cancillería, todas ellas instancias llenas de hombres. Todos los días había que recordarles por qué ocupaba el cargo que ocupaba y cuáles eran mis facultades. Igual cuando fui Directora General en Sedesol era la única Directora General mujer, y me costó trabajo que tomaran en serio el programa. Creo que lo hicieron hasta que vieron que era la política pública más exitosa, la mejor evaluada. Creo que en muchas ocasiones a los hombres les cuesta trabajo reconocer que las mujeres somos tan capaces, preparadas y profesionales como ellos, aunque eso ha ido cambiando.¿Hay apoyo de las mujeres hacia nuestras mujeres gobernantes o candidatas?Más bien diría que las mujeres que tenemos la oportunidad de gobernar, nos debemos a las mujeres y tenemos una responsabilidad con ellas. Reitero que debemos gobernar para las mujeres con políticas de género transversales y circulares en dos ejes, el primero el empoderamiento y la independencia económica, el segundo, el combate a la violencia.¿En qué momento te has sentido apoyada por el género opuesto?En varios momentos de mi carrera, quienes han sido mis jefes, no sólo me han apoyado y me han dado su confianza, sino que están trabajando para abrirnos más espacios y mejores oportunidades. Compañeros legisladores con los que he trabajado, están legislando para cerrar la brecha de la desigualdad. Cuando fui subsecretaria de Gobernación, el secretario no sólo apoyaba mis decisiones sino que se involucraba en todas las sesiones del Sistema para Prevenir, Erradicar y Sancionar la Violencia Contra las Mujeres. No faltó a una sola sesión ordinaria, y desde ahí llamaba a los gobernadores a involucrarse en el tema, e impulsaba políticas exitosas como, por ejemplo, los Centros de Justicia en el país. Mis compañeros de partidos políticos cuando he hecho campaña me han apoyado, demostrando que somos iguales. En este momento, con mi equipo de trabajo, hombres y mujeres, implementamos acciones todos los días para que todas y cada una de las mujeres de los territorios que gobernamos, encuentren mejores condiciones para su crecimiento, desarrollo y seguridad.Hay una mujer presidenta de la SCJN, ¿Qué deja de bueno esto para el género en relación con el poder y como se puede ayudarla desde las trincheras en la que estás?Norma Piña, desde el día que la eligieron presidenta, ha mostrado una firmeza y valentía que deja claro que habemos mujeres con más pantalones. Eso es de admirarse. Ha defendido con convicción y valentía la división de poderes frente a los embates autoritarios del presidente.¿Por qué es importante tener más mujeres en el poder?Porque las mujeres somos motor de cambio, de mejoramiento de la calidad de vida y cohesión social para reducir la desigualdad en nuestras sociedades. Y donde las mujeres se empoderan, también ganan las y los niños, los hombres, las familias y las comunidades. Y si cada una de nosotras desde nuestras trincheras trabajamos por una igualdad de género, estoy segura de que la realidad que hoyse vive, puede cambiar.¿Cómo has apoyado las causas feministas?Álvaro Obrerón es una alcaldía aliada de las mujeres y eso lo probamos día a día con acciones, políticas públicas y presupuesto, no con retórica. Me comprometí a regresar las estancias infantiles y ya tenemos 28 abiertas que atienden a más niñas y niños de los que se atendían cuando se canceló el programa. Me comprometí a crear la tarjeta aliada y el año pasado apoyamos a 5 mil mujerescon ella. Este año vamos por 6 mil apoyos. Me comprometí a crear un refugio para mujeres víctimas de violencia y la Casa Aliada Vania es la primera que se abre en la ciudad, con recursos 100 por ciento propios de una alcaldía. Tenemos también la Línea Aliada que, junto con Contacto Mujer, han atendido ya a más de 10 mil mujeres. Siempre lo digo: amor que no se refleja en el presupuesto no es amor, y en ÁO destinamos recursos para apoyar a las mujeres.¿Está México preparado para tener una mujer presidenta?México está preparado como ya se demostró, para tener mujeres encabezando cualquier ámbito, ya sea político, económico o social. Lo importante es que sean mujeres independientes y que hayan demostrado que cuentan con una política de género real y que dan resultados.¿Cuál será el papel de la mujer en la elección de 2024? Como en toda elección, el papel de la mujer es fundamental ya que representan más de la mitad del padrón, pero, además, las candidatas estarán obligadas a presentar propuestas reales de políticas públicas que faciliten el acceso de las mujeres a la salud y la educación; y que atiendan problemas de prevención y combate de la violencia, empoderamiento, así como independencia económica.